El Cambio Que Importa

Washington, DC – Esta mañana, el Comité Demócrata Nacional (Democratic National Committee o DNC) lanzó VotarEsPoder.com, la versión en español de su página web para la inscripción de votantes RaiseYourVote.com. Tras el lanzamiento de la página web, el presidente del DNC Tim Kaine hizo las siguientes declaraciones:

“En los últimos 19 meses, el DNC y Organizing for America (Acción por Estados Unidos u OFA) vienen luchando para que los estadounidenses puedan hacer escuchar su voz en el proceso político. De hecho, es lo que los demócratas siempre han defendido: asegurar que los derechos de todos los estadounidenses estén debidamente protegidos y plenamente representados en nuestro sistema. Votar Es Poder es una herramienta adicional, producto de una larga tradición demócrata, que lleva a más estadounidenses a la participación en la democracia.

“Hay mucho en juego este noviembre, y como vimos en las elecciones del 2008, la expansión del número de votantes es bueno para el proceso democrático y para el Partido Demócrata. Y me enorgullece que seamos el partido que busca expandir el electorado y promover la participación en nuestro proceso electoral. Por eso los demócratas hemos trabajado tanto en nuestra estrategia de Voto 2010, esforzándonos por llevar votantes confiables a las elecciones de mediados de periodo, hacer que vuelvan a votar en noviembre las personas que votaron por primera vez en el 2008, y asegurarnos de traer aún más nuevos votantes al partido.

“Desde que el Presidente Obama asumió el mando, los demócratas han luchado por poner al pueblo estadounidense, a los estadounidenses de clase media, quienes buscan el Sueño Americano y que han perdido terreno en la última década, por encima de los intereses particulares en Washington. Con Votar Es Poder, estamos poniendo la tecnología y la innovación al servicio de la democracia, y sólo es una de las muchas estrategias que los demócratas estamos tomando para asegurar que se escuche la voz de todos los estadounidenses este noviembre”.

Los demócratas se esfuerzan por subsanar el daño hecho durante una década y hacer que la economía crezca en base al trabajo arduo y la responsabilidad, no la avaricia ni especulación imprudente; por una economía que les dé solidez a nuestro país y las familias de clase media a largo plazo. La actual recesión nos ha afectado a casi todos de una manera u otra, pero central a la promesa de Estados Unidos es nuestra capacidad de superar dificultades. Los demócratas se han comprometido a ayudar a todos los estadounidenses a hacerles frente a estos desafíos e impulsar la generación de empleos, reconstruir nuestra infraestructura, invertir en tecnología de energía limpia y restaurar la equidad y oportunidades en nuestra economía.

El Presidente Obama heredó una economía que se iba en picada, con un enorme déficit, aumento vertiginoso del costo de atención médica, menos empleo y un mercado de banca y vivienda al borde del colapso. En colaboración con el Presidente, los demócratas le dieron estabilidad al sistema financiero y ayudaron a evitar una segunda Gran Depresión. Una economía que perdía 700,000 trabajos al mes ahora genera empleo. Aún tenemos un largo camino por recorrer, pero avanzamos hacia la recuperación.

Los demócratas reconocen la importancia de atender nuestras más urgentes necesidades, no sólo a corto plazo sino también a largo plazo. Comenzando con la aprobación de la Ley para la Recuperación (Recovery Act), los demócratas iniciaron una serie de inversiones estratégicas en atención de salud, energía y educación, que están sentando las bases para construir una fundación económica más fuerte para el futuro.

Los demócratas redujeron los impuestos de las familias trabajadoras en 95%, otorgaron ayuda a pequeñas empresas y propietarios de vivienda, e instituyeron medidas más estrictas de protección al consumidor para beneficio de todo aquél que tiene tarjetas de crédito o préstamos bancarios. A pesar de la obstrucción de los republicanos en prácticamente toda ocasión, los demócratas les han ofrecido alivio a los esmerados estadounidenses que perdieron su empleo por motivos ajenos a ellos.

Los demócratas restituyeron la responsabilidad fiscal en el gasto gubernamental y se aseguraron de que los contribuyentes estadounidenses nunca se vuelvan a ver forzados a rescatar a los grandes bancos.

Aún tenemos trabajo por hacer, pero los demócratas están avanzando con un plan económico “Hecho en Estados Unidos” para aumentar la producción industrial en Estados Unidos y generar empleos para los trabajadores estadounidenses al:

• Eliminar las lagunas tributarias que permiten que las corporaciones escondan sus utilidades en el extranjero e invertir ese dinero en las pequeñas empresas que generan empleo en Estados Unidos

• Otorgarles recortes tributarios a las pequeñas empresas y aumentar el otorgamiento de préstamos para que las empresas puedan generar empleos nuevos

• Invertir en una economía de energía limpia y otorgar créditos contributivos para impulsar la producción de molinos de viento, paneles solares y autos eléctricos dentro del país

• Poner a los estadounidenses a trabajar en la reconstrucción de carreteras, puentes, vías ferroviarias y puertos, a fin de darle solidez a nuestra economía y mejorar nuestra infraestructura en todos los 50 estados

Los demócratas representan los valores del trabajo arduo y responsabilidad, y sabemos que como nación somos más exitosos cuando invertimos en nuestro pueblo —las familias de clase media y las pequeñas empresas— de abajo a arriba. Juntos, hemos comenzado a sentar nuevas bases para el crecimiento y desarrollar una economía que funciona para todos los estadounidenses.

 

Hoy, los republicanos en el Senado bloquearon la votación para aprobar la Propuesta de Ley de Autorización de Defensa (Defense Authorization Bill), medida a la cual se había adjuntado la Ley DREAM. La Ley DREAM les otorgaría una vía a la ciudadanía a las personas que fueron traídas a Estados Unidos durante su infancia por padres que no ingresaron al país legalmente. En respuesta, el presidente del DNC Tim Kaine emitió las siguientes declaraciones:

“Las tácticas obstruccionistas de los republicanos del Senado con la Ley de Autorización de Defensa es un acto cínico que no sólo pone en peligro nuestra seguridad nacional, sino que también les cierra puertas a muchos jóvenes inocentes, todo esto para que los republicanos puedan apuntarse una victoria política. La Ley DREAM simplemente les daría a los jóvenes, –personas criadas para amar a Estados Unidos como su propia patria– la oportunidad de obtener la ciudadanía estadounidense al prestar servicios en nuestras Fuerzas Armadas u obtener una educación superior.

“Y lejos de ser una propuesta radical, la Ley DREAM es un elemento crucial de los planes del Departamento de Defensa para reforzar los esfuerzos de reclutamiento de las Fuerzas Armadas y en el pasado ha contado con el respaldo de los republicanos. De hecho, el Senado aprobó la Ley DREAM hace apenas cuatro años, en aquél entonces, con el voto a favor de 11 de los republicanos que ahora están bloqueando esta crucial medida. El radical cambio de política no demuestra un cambio de parecer sino un cambio de prioridades. En vez de trabajar por el bien de las familias de clase media de Estados Unidos y promover el Sueño Americano, los republicanos ahora están trabajando a favor de intereses particulares muy estrechos y elementos de su partido que están dispuestos a oponerse incluso a oportunidades para niños esmerados y que obedecen las leyes, quienes de adultos fortalecerían nuestras Fuerzas Armadas, nuestro sistema educativo y nuestro progreso económico.

“El Presidente Obama y los demócratas en el Congreso continuarán encabezando la lucha para que se apruebe la Ley DREAM. Insto a los republicanos a que dejen de oponerse a esta propuesta y a que se sumen a los demócratas para asegurar su aprobación lo más pronto posible”.

 

Washington, DC – El Presidente Obama promulgó hoy la Ley de Empleos para Pequeñas Empresas (Small Business Jobs Act).  La nueva ley impulsará el crecimiento de las pequeñas empresas y la contratación gracias a la expansión del acceso a capital para las pequeñas empresas y el ofrecimiento de ocho nuevos recortes tributarios a las pequeñas empresas que inviertan y se expandan. Tras la promulgación, de la Small Business Jobs Act, el presidente del Comité Demócrata Nacional (Democratic National Committee o DNC) Tim Kaine emitió las siguientes declaraciones: 

“Ley de Empleos para Pequeñas Empresas ayudará a las empresas estadounidenses a dar un paso más hacia la plena recuperación económica pues otorga respaldo a la expansión económica y generación de empleos en todo el país. Esta nueva ley se basa en legislación crucial, desde la Ley para la Recuperación hasta recortes tributarios para pequeñas empresas, que los demócratas lucharon para poner en vigor. Tomadas conjuntamente, esas medidas ayudaron a convertir la recesión en recuperación. Lamentablemente, mientras los demócratas estaban tratando de impedir que Estados Unidos cayera en una Gran Depresión, los republicanos se oponían repetidamente y obstruían la legislación necesaria para hacer que la economía de Estados Unidos se volviera a poner en marcha.

“Por casi una década, los republicanos tuvieron las riendas y pusieron en vigor medida tras medida que llevó a Estados Unidos a la crisis, y cuando esa crisis nos golpeó, nuestro país perdió 8 millones de empleos. A pesar de su fracaso, los republicanos siguieron oponiéndose a toda ley que se desviara de la misma filosofía de la era Bush que, para comenzar, fue la causante de que ocurriera esa crisis. Por eso es tan importante que apoyemos a los demócratas en las elecciones de este otoño, porque mientras los demócratas han demostrado que están dispuestos a tomar las firmes medidas que se necesitan para reparar nuestra economía, los republicanos han demostrado que sólo quieren que nuestro país retroceda, que vuelva a los días en que las aseguradoras y los grandes bancos tenían carta blanca y las pequeñas empresas y las familias de clase media tenían que arreglárselas por sí solas”.

 

Estados Unidos tiene una larga y rica historia de inmigración. Los demócratas siempre han acogido la diversidad de nuestro país, pero también reconocemos que nuestro actual sistema de inmigración no está funcionando. En años recientes, el debate sobre la inmigración a menudo ha sido representado como una opción falsa entre la amnistía y la deportación masiva. El verdadero debate sobre inmigración es si queremos mantener un sistema que no funciona bien y que socava nuestra economía y la seguridad nacional, o si debemos trabajar juntos para solucionar sus problemas.

Los demócratas saben que la verdadera reforma de inmigración requerirá que ambas partes pongan de lado el partidismo y comiencen a unirse en torno a lo que más le conviene al país. La reforma de inmigración debe reflejar no sólo la tradición de Estados Unidos como estado de derecho, sino también la justicia y responsabilidad, compasión y prosperidad.

Durante muchos años, los demócratas han tratado de hacer que ambos partidos colaboren para aprobar una ley integral. Es necesario que saquemos a los 11 millones de inmigrantes indocumentados de las sombras y que creemos un sistema legal, justo y económicamente viable que haga que tanto los inmigrantes como los empleadores rindan cuentas por sus actos y finalmente asegure que nuestras fronteras estén resguardadas.

Los demócratas apoyan la reforma integral basada en los principios de responsabilidad y rendimiento de cuentas:

• Responsabilidad del gobierno federal de resguardar nuestras fronteras: El gobierno del Presidente Obama ha dedicado recursos sin precedente a proteger nuestras fronteras y reducir el flujo de tránsito ilegal en ambos sentidos.

• Responsabilidad por las empresas inescrupulosas que infringen las leyes: Los empleadores que explotan a los trabajadores indocumentados perjudican a los trabajadores estadounidenses, y se debe hacer que rindan cuentas por sus actos.

• Responsabilidad por las personas que viven en Estados Unidos ilegalmente: Los trabajadores indocumentados sin antecedentes criminales deben admitir que infringieron la ley, pagar impuestos y una multa, aprender inglés y regularizar su situación legal antes de poder ponerse en fila para obtener la ciudadanía.

Una frontera ordenada y controlada, y un sistema de inmigración que atiende nuestras necesidades económicas son pilares importantes de una economía saludable y robusta. La reforma integral de la inmigración es esencial para continuar la tradición de innovación que los inmigrantes han aportado a la economía de Estados Unidos y asegurar condiciones equitativas para los trabajadores estadounidenses. Nunca debemos dejar de ser comprensivos con quienes desean superarse al trazar su futuro y alcanzar la promesa de Estados Unidos.

En marzo del 2010, el Presidente Obama cumplió con un objetivo que los demócratas trataban de alcanzar desde hace casi un siglo: poner la atención de salud a disposición de todos los estadounidenses. En total, siete presidentes demócratas promovieron la reforma de salud en el transcurso de los años, y cada uno alcanzó logros —desde Medicare hasta el seguro médico para todos los niños— hasta llegar a este momento en el que finalmente podemos hacer realidad el concepto que todo estadounidense debe tener acceso a atención médica de bajo precio, y nadie debe irse a la quiebra simplemente porque se enferma.

Durante décadas los demócratas han luchado por el principio básico de que todos deben tener cierto grado de seguridad básica en lo que respecta a su atención médica. Cuando el Presidente Johnson promulgó Medicare en el 1965, finalmente pudimos darles esa seguridad a las personas mayores en Estados Unidos. Los demócratas consideran que ningún niño debe verse forzado a prescindir de atención médica, y en 1997 el Presidente Clinton promulgó la Ley de Reautorización del Seguro Médico Infantil (Children’s Health Insurance Reauthorization Act o SCHIP) para otorgarles cobertura a los niños no asegurados. Posteriormente, el Presidente Obama extendió SCHIP para que 4 millones adicionales de niños tuvieran cobertura.

La Ley para la Recuperación (Recovery Act) protegió la cobertura de casi 7 millones de trabajadores estadounidenses que perdieron el empleo en esta recesión, lo que ayudó a reducir el precio del seguro y a la vez proporcionar apoyo adicional para la prevención y medidas de salud y bienestar.

Pero la extensión de este grado básico de seguridad para todos los estadounidenses tomó casi un siglo. En el 2010, a pesar de oposición unánime por los republicanos, los demócratas finalmente pudieron aprobar la reforma integral de salud. La Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio (Affordable Care Act) hará que las compañías de seguro rindan cuentas por sus actos, reducirá el costo de la atención médica, aumentará las opciones de cobertura y mejorará la calidad de atención para beneficio de todos los estadounidenses.

Aunque ya han comenzado en entrar en vigor una variedad de reformas y medidas de protección al consumidor que eran necesarias, la plena implementación de estas reformas de manera responsable tomará cuatro años. Para el 2014, la reforma de salud eliminará toda la discriminación por enfermedades preexistentes, iniciará el proceso de expandir la cobertura de seguro médico a 32 millones adicionales de estadounidenses y otorgará el mayor recorte tributario de la historia a la clase media para seguro médico.

La Affordable Care Act finalmente acabará con los peores abusos de las aseguradoras, entre ellos la práctica de negarles cobertura a millones de personas que tienen una enfermedad preexistente. A partir del 2010, ya no se les podrá negar seguro a los niños con enfermedades preexistentes.

Actualmente, más de la mitad de todas las declaraciones de bancarrota en Estados Unidos están relacionadas con gastos médicos. La Affordable Care Act ayudará a muchos de los cientos de miles de dichas familias a limitar los gastos propios de quienes compran pólizas por medio del nuevo mercado de seguro médico.

La reforma de salud le da mayor solidez a Medicare al reducir el fraude, mejorar la calidad de atención y cerrar la brecha denominada “el agujero de dona” en la cobertura de medicamentos recetados de las personas mayores.

La Affordable Care Act también otorga recortes tributarios a las pequeñas empresas para ayudarlas a pagar el costo del seguro de empleados, además de créditos tributarios para ayudar a las familias a pagar el seguro. La reforma de salud también reducirá los costos de familias, empresas y el gobierno federal, y recortará nuestro déficit en más de $1 billón en apenas las dos décadas próximas.

Como su predecesor, Medicare, la Affordable Care Act sienta nuevas bases para nuestro país que les darán seguridad y estabilidad adicional a los estadounidenses durante muchas generaciones.

Washington, DC – Esta mañana, el Comité Demócrata Nacional (Democratic National Committee o DNC) lanzó VotarEsPoder.com, la versión en español de su página web para la inscripción de votantes RaiseYourVote.com. Tras el lanzamiento de la página web, el presidente del DNC Tim Kaine hizo las siguientes declaraciones:

“En los últimos 19 meses, el DNC y Organizing for America (Acción por Estados Unidos u OFA) vienen luchando para que los estadounidenses puedan hacer escuchar su voz en el proceso político. De hecho, es lo que los demócratas siempre han defendido: asegurar que los derechos de todos los estadounidenses estén debidamente protegidos y plenamente representados en nuestro sistema. Votar Es Poder es una herramienta adicional, producto de una larga tradición demócrata, que lleva a más estadounidenses a la participación en la democracia.

“Hay mucho en juego este noviembre, y como vimos en las elecciones del 2008, la expansión del número de votantes es bueno para el proceso democrático y para el Partido Demócrata. Y me enorgullece que seamos el partido que busca expandir el electorado y promover la participación en nuestro proceso electoral. Por eso los demócratas hemos trabajado tanto en nuestra estrategia de Voto 2010, esforzándonos por llevar votantes confiables a las elecciones de mediados de periodo, hacer que vuelvan a votar en noviembre las personas que votaron por primera vez en el 2008, y asegurarnos de traer aún más nuevos votantes al partido.

“Desde que el Presidente Obama asumió el mando, los demócratas han luchado por poner al pueblo estadounidense, a los estadounidenses de clase media, quienes buscan el Sueño Americano y que han perdido terreno en la última década, por encima de los intereses particulares en Washington. Con Votar Es Poder, estamos poniendo la tecnología y la innovación al servicio de la democracia, y sólo es una de las muchas estrategias que los demócratas estamos tomando para asegurar que se escuche la voz de todos los estadounidenses este noviembre”.

 

Los demócratas comparten con todos los padres de familia el compromiso de preparar a nuestros niños para que lleven vidas felices y exitosas. Por eso estamos dedicados a asegurarnos de que la próxima generación tenga acceso a una educación de primera calidad y las herramientas para impulsar nuestra economía. Nuestro país se beneficia cuando nuestros trabajadores están capacitados con los conocimientos y el ingenio necesario para desempeñarse al máximo. Todo niño debe tener la oportunidad de alcanzar ese horizonte y hacer realidad el Sueño Americano.

Los demócratas siempre han valorado la educación como la clave del éxito de tanto las personas como nuestra nación. En 1944, el Presidente Franklin Roosevelt, un demócrata, promulgó la G.I. Bill, una histórica ley que les dio a los veteranos de la Segunda Guerra Mundial la oportunidad de obtener una educación superior. La G.I. Bill representó la mayor inversión en educación superior de la historia y ayudó a crear la clase media moderna en Estados Unidos.

En años recientes, los demócratas han aumentado más el acceso a la educación superior, han reestructurado y ampliado considerablemente la ayuda financiera para estudios universitarios y, a la vez, han hecho que los programas federales sean más simples, más seguros y más eficientes para beneficio de los estudiantes. En el 2010, el Presidente Obama promulgó la reforma de préstamos estudiantiles que acabó con los subsidios del gobierno a grandes bancos e hizo que los estudios universitarios estuvieran más al alcance de millones de estadounidenses, una medida de una envergadura y alcance inferior solamente a la G.I. Bill.

El gobierno del Presidente Obama está trabajando para reformar el programa “No Child Left Behind” y proporcionarles a los maestros más apoyo y recursos profesionales, a la vez que exige que rindan cuentas. El Presidente Obama instituyó “Race to the Top”, un programa revolucionario que tiene como propósito promover la innovación y otorgar incentivos para mejoras en educación. Como resultado, en más de una docena de estados se han hecho cambios para aumentar los estándares e implementar reformas.

Ya que el mercado internacional es cada vez más competitivo, necesitamos aumentar las oportunidades de educación superior y capacitación laboral. Los demócratas se han comprometido a aumentar el número de egresados de la universidad, además de la proporción de estudiantes que están preparados para los sectores emergentes con aptitudes específicas relacionadas a una ocupación.

Los demócratas reconocen que la educación es el asunto económico más apremiante del futuro de Estados Unidos, y no podemos permitir que nuestro país se quede atrás en una economía mundial. Debemos preparar a la próxima generación para el éxito en la universidad y en el trabajo al asegurar que los niños estadounidenses vuelvan a ser los líderes mundiales en creatividad y logros.

Posiciones
Los demócratas comparten con todos los padres de familia el compromiso de preparar a nuestros niños para que lleven vidas felices y exitosas.
Vea Mas
Los demócratas trabajan por hacer que la economía se recupere del daño hecho durante una década – que crezca en base al trabajo arduo y la responsabilidad y que apoye las familias de clase media.
Vea Mas
En marzo del 2010, el Presidente Obama cumplió con un objetivo que los demócratas trataban de alcanzar desde hace casi un siglo: poner la atención de salud a disposición de todos los estadounidenses.
Vea Mas
Estados Unidos tiene una larga y rica historia de inmigración. Los demócratas siempre han acogido la diversidad de nuestro país, pero también reconocemos que nuestro actual sistema de inmigración no está funcionando.
Vea Mas
Blog
5/17/2011
Ayer la nueva presidenta del DNC, la Congresista Debbie Wasserman Schultz (D-FL) fue entrevistada por una periodista de Univision en Miami.
Latinos Por Obama
Votar es un derecho fundamental, y cuando expresamos nuestra opinión, podemos hacer que el país siga avanzando y forjar un Estados Unidos más equitativo, sólido, y justo.
Prensa
El anuncio de hoy sobre un acuerdo es una noticia que recibimos con beneplácito. Quiero agradecerle al Presidente Obama por su incansable liderazgo con respecto a este asunto y por su compromiso inquebrantable con hacer lo correcto para bien del país.

Paid for by the Democratic National Committee -- 430 South Capitol Street SE, Washington, DC, 20003.
This communication is not authorized by any candidate or candidate's committee.